Uso de cookies
jhsleon.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y ofrecer contenidos adaptados a tus intereses. Si sigues navegando consideramos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información .
ACEPTO
Cerrar

Jornada Mundial de la Juventud
«Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe» (cfr. Col 2,7)

La XXIV Jornada Mundial de la Juventud estuvo anunciada en Madrid, entre los días 16 y 21 de agosto de 2011, como un evento organizado por la Iglesia Católica, que se celebra cada tres años con carácter internacional, donde el Papa se reúne con los jóvenes que acuden al lugar de celebración desde todas las partes del mundo.

Durante el Jubileo de 1983-1984, llamado Año Santo de la Redención, entre las distintas celebraciones dedicadas a la juventud, la más importante tuvo lugar en la vigilia del Domingo de Ramos en Roma, donde más de 300.000 jóvenes procedentes de todas las partes del mundo participaron en el Jubileo Internacional de la juventud.

1985 fue proclamado por la ONU Año Internacional de la Juventud, y la Iglesia Católica organizó un nuevo encuentro internacional el Domingo de Ramos, el 31 de marzo, con otros 350.000 jóvenes que se reunieron en la Plaza de San Pedro, tras el cual el Papa instituyó la Jornada Mundial de la Juventud, con cadencia anual.

La Jornada Mundial de la Juventud viene celebrándose cada año, el Domingo de Ramos, en todas las diócesis, aunque cada dos o tres años este acontecimiento asume el formato de una reunión internacional, y jóvenes de todo el mundo se reúnen en la ciudad indicada junto al Papa para compartir su fe con la de los demás y meditar sobre el mensaje que el Papa elige para cada ocasión.

Los iconos más destacados de estos encuentros entre los jóvenes y el Papa son la Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud o Cruz de los Jóvenes, una cruz de madera entregada a los jóvenes por Juan Pablo II en la jornada de 1984 en Roma. El Papa encomendó a los jóvenes la tarea de llevarla por el mundo "como símbolo del amor de Jesús por la Humanidad y como anuncio de que sólo en Cristo, muerto y resucitado, está la salvación y la redención". En 2003 Juan Pablo II hizo entrega también de una imagen de la Virgen María para acompañar a la cruz en su "peregrinación". Además de estar presentes en grandes encuentros, los dos símbolos realizan un recorrido visitando las diócesis católicas como preparación de estos eventos.

Diversos actos compusieron la XXVI Jornada Mundial de la Juventud, y en ellos, la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno participó de manera activa, trasladando hasta la capital de España su imagen titular: Nuestro Padre Jesús Nazareno, para que representara la VII Estación del Vía Crucis “El Cirineo ayuda a llevar la Cruz” que se celebraró en el Paseo de los Recoletos el día 19 de Agosto, desde de las 19:30 horas.

Descargar Dossier Informativo Jornada Mundial de la Juventud
Volver arriba
Volver arriba