Uso de cookies
jhsleon.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y ofrecer contenidos adaptados a tus intereses. Si sigues navegando consideramos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información .
ACEPTO

Saluda del Hermano Abad
Hno. Antonio García Rodríguez

Juan Carlos Morán FernándezQueridos Hermanos:

Es para mi un gran honor dirigirme a vosotros en la condición de Abad de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno.

Son cuatrocientos siete años los que contemplan la historia de nuestra Cofradía, durante los cuales cientos, miles, de hermanos se han esforzado por dar continuidad y esplendor a la misma. Es nuestra responsabilidad trabajar para mantener el legado recibido hasta hoy, y para continuar superándonos en la medida de lo posible.

Quiero aprovechar estas líneas para agradecer y felicitar desde aquí a todos esos hermanos que desde diferentes funciones o puestos, y durante todo el año, dedican muchas horas de sus vidas al servicio de la Cofradía para la buena marcha de ésta (Secretaría, secciones musicales, grupo de montaje y adorno floral, colaboradores diversos, miembros de la Junta de Seises...).
También mi recuerdo y agradecimiento para todos aquellos hermanos que, aunque por las circunstancias que sean, solo pueden servir a la Cofradía durante nuestras procesiones de Semana Santa, acuden puntuales a la cita desde cualquier lugar del mundo y contribuyen con su generoso esfuerzo al buen discurrir de las mismas.

Diferentes son los proyectos para la presente abadía, pero debo destacar la enorme importancia de dar continuidad a las múltiples actuaciones iniciadas previamente que han demostrado y demuestran su idoneidad. Debemos, así mismo, seguir manteniendo e impulsando el desarrollo de nuestra Obra Social; continuar con el cuidado de nuestro patrimonio material y humano, adecuando e implementando todo aquello que sea necesario; y de manera muy especial, promover la participación de nuestro niños y jóvenes, presente y futuro de nuestra Cofradía.

Es éste, momento de animar a todos nuestros hermanos a comprometerse con el emblema morado que lucimos las mañanas de Viernes Santo junto a nuestro corazón y que ese compromiso se mantenga, no solo durante el periodo de la Semana Santa sino, durante trescientos sesenta y cinco días al año.

Recibid un abrazo en Jesús Nazareno y sabed que estoy a la entera disposición de todos los hermanos.
 
Hno. Antonio García Rodríguez
Abad de la Cofradía
Volver arriba
Volver arriba